Los bebés que lloran ¿se portan mal?

Cuando mi hijo era bebé, una vecina me dijo que él era muy buenito, porque nunca lo escuchaba llorar.

Cuando llegué a mi casa y le conté a mi marido, me preguntó en tono de broma si la mandé a revisarse los oídos, ya que nuestro bebé por esa época lloraba gran parte del día, producto del reflujo y demás dolores gástricos, sumado a los desórdenes sensoriales.

A mí me dejó un gusto amargo, el pensar que alguien califique a un bebé de más o menos bueno, según lo que llorara. Y por lo que vi, es un “método” bastante utilizado. Bueno, no es un método en realidad, es un prejuicio.

Ningún bebé feliz, sano y atendido llora las 24 horas del día.

No, ningún bebé llora por malo. No, no y NO.

Los bebés solo lloran por las cosas que les preocupan y les molestan. Lloran por hambre, lloran por dolor y lloran por necesidad de afecto, entre otras cosas. ¿Y qué esperamos, que lloren por la suba de los precios? ¿Por el hambre en África?

Estaba viendo una nota* que dice que, según estudios científicos, los bebés «se portan peor—por ende, mal—» cuando están con la madre. Pero… ¡qué sorpresa! Los estudios científicos no demuestran que se portan mal, demuestran que con la mamá los hijos lloran más, se hacen más pis encima, que piden más atención. Lo de que «se portan mal», es una valoración de los adultos, para nada científica.

El estudio podría promocionarse diciendo que los bebés se expresan más cuando están  las mamás presentes, que se sienten más contenidos para demostrar sus frustraciones, que se sienten más cómodos para dejar fluir sus emociones reprimidas.

Pero no, la revista de gran llegada, en su sección de niños de 1 a 2 años te dice que si tu bebé llora es porque se porta mal, y lo que es peor, que se porta mal porque está con vos, su mamá, entonces todos nos disponemos a bajar el mallete y cual juez acusar de culpabilidad a ese niño, un bebé de apenas uno o dos años, que lo único que quiere es un abrazo, o cuanto mucho, un adorno de los que tiene prohibido tocar.

Por otro lado, no sé por qué llama la atención que un bebé le pida a la madre muchos mimos a la hora de dormir o de comer, cuando ese mismo bebé con otro cuidador lo hace de manera más rápida y sin pedir “tantos” brazos, que le canten, o que lo hamaquen.
Enseguida se le dice a la madre que su hijo “le ha tomado el tiempo” y que con ella hace lo que quiere, porque cuando lo cuida la niñera o la abuelita el niño se duerme sin tanto reclamo.
Y claro, ¡si las personas vamos a estar pidiendo a todo el mundo contacto físico por igual!
¿Acaso cuando viene el plomero a arreglar la pérdida de un caño a nuestra casa, le brindamos y le pedimos el mismo contacto físico que a nuestras parejas?
¡No señores! Las personas pedimos contacto físico, acorde al nivel de afecto que le tenemos a cada persona. Y si un niño o bebé demanda demasiado poco contacto con su abuelita, o su niñera; entonces hay que ver qué es lo pasa en esa relación, para que el bebé no necesite tanto afecto de ese adulto… ¡y remediarlo!

Por último, hay que dejar de demonizar al llanto:

Un bebé que llora no es malo, ni se está portando mal; solo está intentando comunicarse de la única manera que sabe hacerlo.

*Para colmo, tiempo después se descubrió que el estudio científico era falso.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

Anuncios

4 comentarios en “Los bebés que lloran ¿se portan mal?

  1. Totalmente de acuerdo, pero ¡cuántas mentalidades hay que cambiar! Aunque lo que más me entristece en este tema son las mamás que no responden a esas necesidades del bebé. Hace pocos días una me dijo “yo le dejo llorar, porque no puedo estar así todo el día, yo me tengo que arreglar” como si fuera capricho del bebé, o el bebé disfrutase llorando… a veces es frustrante porque no logras entender qué le está pasando, y te desesperas de verlo mal, pero por lo menos que sientan nuestra cercanía y nuestro cariño en ese momento. No tengo estudios científicos que lo respalden, pero la experiencia me dice además que, cuanto menos lo dejas llorar, menos llora. Porque sabe que estás ahí, que no lo dejas solo, y entonces no se desepera y aprende a confiar en tí.

    Le gusta a 1 persona

  2. De acuerdo, la mamá es la mamá y punto. Y si se comporta diferente con ella que con el resto del mundo, es apenas normal, ese contacto que tiene y tuvo con mamá no lo tendrá con nadie más. Llorar es un derecho, una sana expresión de sentimientos y forma muy elaborada de llamar la atención. Que vivan unas buenas lágrimas y algunas rabietas.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s