Archivo de la etiqueta: Autismo

Típica familia atípica

Mi familia es la típica familia atípica,
de esas que bordean la línea de la normalidad,
sin diferenciar un carril del otro.
Somos ruidosos e inoportunos,
nos reímos de lo que otros entristecería,
y nos entristece lo que a otros divertiría.
En reuniones de adultos,
nos presentamos con y como niños,
aunque de niños, fuimos casi adultos.
Mal aprendimos lo que nos mal enseñaron,
y bien aprendimos lo que bien soñamos.
Nos gusta el sarcasmo e importunar
antes que aceptar lo que nos incomoda de los otros.
Sensibles, insensibles,
sutiles, torpes,
cuerdos, locos,
felices y superados;
contradictorios.
Mi familia es la típica familia atípica,
más de lo que parece
y menos de lo que la vida se merece.

Fuente y autoría: Maternidad Atipica – Por Analia Infante.
La bella imagen es creación de Leandro Lamas – Pintura.

Esta jodida sociedad discapacitada

 

Cuando tu hijo recibe un diagnóstico de los catalogados como «discapacidad», inmediatamente comprendés que tendrás todo un camino por recorrer, y que este va a estar influenciado por ese diagnóstico; pero sabés que por tu hijo cualquier esfuerzo vale la pena y, aunque puedas ver todas las capacidades que él tiene, terminás aceptando que rotulen a tu hijo por su discapacidad, hasta esperás conseguir un certificado que te valga de comprobante, si es que eso sirve para que se reconozcan sus derechos.

Pensás: «Necesita amor, tratamientos, terapias —lo que sea que necesite—. El amor nuestro ya lo tiene, el resto lo iremos incorporando». Sabés que no será simple, pero en ese momento —pobre inocente— no te imaginás cuánto. Porque la sociedad, esta jodida sociedad, no te la va a hacer nada fácil. Sigue leyendo Esta jodida sociedad discapacitada

Confusión entre autismo y esquizofrenia: por qué nos enoja tanto

Estos días me crucé con varios intercambios referidos a la confusión entre el espectro del  autismo y la esquizofrenia. Sí, leyó bien: le juro que en pleno año 2017 se siguen confundiendo estos diagnósticos —no es que haya viajado en el tiempo, ni que lo haya alucinado—.

Diferencias entre autismo y esquizofrenia

No voy a explayarme en comparaciones técnicas entre un diagnóstico y el otro, para eso hay profesionales capacitados que podrían hacerlo mejor, como es el caso del doctor Orellana en Diferencias entre autismo y esquizofrenia. Solo me limitaré a señalar que en el último Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DSM V), el autismo no figura dentro de los síntomas de la esquizofrenia, ni a la inversa.

En estos intercambios, leí a profesionales defendiendo la supuesta relación del autismo con la psicosis.

Lo invito a observar la siguiente comparación:

  • ¿Cuántas veces aparece la palabra «psicosis» asociada a la esquizofrenia en el DSM V? Diecisiete (17) veces.
  • ¿Cuántas veces aparece la palabra «psicosis» asociada al espectro del autismo en el DSM V? Cero (0) veces.

Contundente, ¿no? Sigue leyendo Confusión entre autismo y esquizofrenia: por qué nos enoja tanto

Pettinato: Tenemos autismo, ¿y qué?

Señor Roberto Pettinato:

Le recomiendo sentarse y tener a mano un vaso de agua fresca que lo ayude a pasar el mal trago, porque lo que le voy a decir tal vez pueda resultarle muy fuerte, casi censurable: Soy una persona en el espectro autista que, para colmo, se atrevió a tener un hijo con la misma condición.

Si la taquicardia que le produjo mi declaración anterior se lo permite, lo invito a seguir leyendo:

Supongo, luego de sus declaraciones en las que compara la inclusión de un personaje con autismo en un programa infantil con la inclusión de «asesinos» y «mafiosos», que le parecerá realmente escandalizador enterarse que las personas con Autismo somos parte de esta sociedad. Y no solo eso, ¡sino que además tenemos derechos! Lo cual, para usted, debe ser el colmo de la obscena diversidad, que nosotros los «raros» respiremos el mismo oxígeno que las personas como usted, los «normales». Sigue leyendo Pettinato: Tenemos autismo, ¿y qué?

El Autismo y la dejada de pañales respetuosa

¿”Más rápido” significa “mejor”?

Hace un año y medio logramos un objetivo que parecía casi imposible: ¡la dejada de pañales!
No era algo que parecía imposible por falta de noción de los procesos fisiológicos, al contrario: eso estaba clarísimo. El problema era el cambio de rutina. Los papás de nenes en el Espectro del Autismo, saben lo difícil que es modificárselas , y más cuando se trata de un cambio material: pasar de pañal a inodoro y calzoncillo o bombacha.
Nuestro objetivo era hacerlo de manera respetuosa, es decir: convenciéndolo y no forzándolo. Aunque tengo que confesar que llegamos a dudar si realmente lograríamos hacerlo de ese modo.
He llegado a pensar si llegado a determinado punto en que no funcionara nada, no iba a terminar sacándole los pañales de una y acompañándolo en el proceso de angustia. Porque seamos honestos: todo el tiempo los padres hacemos cosas que no respetan su deseo, porque sabemos que son necesarias: cambiarles los pañales cuando no quieren, bañarlos si son bebés que no les gusta el agua, llevarlos al pediatra, sacarles sangre para hacerles análisis. Y es todo un arte saber diferenciar qué situaciones pueden seguirse trabajando, a reconocer cuando se está caminando en círculos… arte imposible de dominar al 100%.
Ya teníamos como experiencia cuando una profesional nos dijo que le sacáramos el chupete (el cual era su objeto de apego, al punto de que dormía con uno en la boca y otro en cada mano) así, sin más. Nosotros nos negamos, porque sabíamos que él canalizaba mucha ansiedad con ese objeto. Y así fue que, cuanto mucho dos meses más tarde, él decidió dejarlo solo, sin llantos y sin angustia: esperando sus tiempos.
Así que ese era nuestro objetivo: respetar sus tiempos.
Sigue leyendo El Autismo y la dejada de pañales respetuosa

El pensamiento hiper-visual en el Autismo y su influencia en la comunicación

No todas las personas que estamos dentro del Espectro Autista pensamos en imágenes. Pero es importante hablar específicamente de este tipo de pensamiento, ya que es el más incomprendido, debido a la gran diferencia con la forma de pensamiento generalizada.

Podemos darnos cuenta que un niño que está aprendiendo a comunicarse, tiene pensamiento hiper-visual porque:

*muestra gran dificultad para comprender conceptos abstractos, pero una gran facilidad para aprender información visual sistematizada (letras, números, nombres de animales, etc);

*inflexibilidad en la interpretación del lenguaje, con una marcada dificultad para comprender que los pronombres personales varían de sentido según quien lo menciona;

*memoria visual por encima del promedio.

¿Qué es el pensamiento hiper-visual?

Sigue leyendo El pensamiento hiper-visual en el Autismo y su influencia en la comunicación

Que consejos NO dar a padres que sospechan que su hijo tiene AUTISMO

*No minimizar la sospecha: solo un especialista puede evaluar la situación y si el niño no tuviera nada, solo la consulta con alguien entendido en el tema disipará las dudas. En cambio si el niño tuviera una Condición del Espectro Autista, lo mejor es la detección temprana.
*No adjudicar sus problemas para socializar, a su crianza. No hay ningún chico que a los dos años todavía no sepa sentarse por el modo de crianza. Del mismo modo, no hay chicos que a edad de socializar no lo hagan. El humano neurotípico es un ser social, y socializar es parte de su desarrollo.
*Si todavía no habla y por la edad debería hacerlo, nunca sugerir que cada chico tiene su tiempo, lo cual es un mito. Quedarse esperando solo atrasa la posibilidad de empezar a trabajar lo antes posible.
*Es común que se cuestione el diagnóstico, aún cuando los padres lo tengan claro: En el Autismo existe todo un espectro, y dentro de ese espectro las características pueden ser muy diferentes (tienen características en común, pero un profesional o conocedor solo sabe evaluar cada caso), y un gran porcentaje habla, sonríe, inclusive mira a los ojos; aunque con sus particularidades.
*No decir frases como “eso lo hacen todos los chicos”: Los rasgos que caracterizan al Autismo, son rasgo que tal vez, de vez en cuando, tengan otros niños. Pero la diferencia, está en la intensidad. Todos los niños hacen berrinches, pero un niño desregulado sensorialmente puede tener muchas horas diarias de crisis (que, vistas desde afuera podrían ser  tomadas como berrinches). Imaginen a una madre una madre diciendo que a todos los niños les cuesta dormirse, porque el suyo a veces tarda “hasta una hora”, frente a otra madres que por más que dedica muchas horas al día a intentar dormir a su niño, este duerme solo 4 horas diarias. Hay que tener mucho cuidado con juzgar las situaciones sin presenciarlas con la misma constancia que los padres.
*Nunca adjudicar su conducta a “un capricho”: A todos los chicos con autismo, desde los que son criados de manera flexible, hasta los que son criados de manera rigurosa, los suelen tratar de caprichosos.
¿No será hora de dejar ese prejuicio de lado, y de ver qué cosas son las que vuelven a ese niño inflexible, para tratar de ayudarlo?
*No sugerirles que el problema por el cual no logran solucionar alguna de las conductas complicadas, es por la falta de estrategias acordes: los padres de chicos con autismo solemos probar miles de estrategias, día y noche, pero hay veces que simplemente lo convencional no funciona, y seguimos en la búsqueda de nuevas opciones.

Cómo SÍ podés ayudar a unos padres que sospechan que su hijo tiene AUTISMO:
*Escucharlos sin juzgar.
*Averiguar sobre profesionales conocedores del tema.
*Buscar Asociaciones o grupos de padres de la zona, que estén en la misma problemática y puedan darles los primeros consejos sobre cuáles serían los pasos a seguir.

¿TRASTORNO o CONDICIÓN del Espectro Autista?

Tengo escritos desde hace años, cuando recién comenzaba a obtener respuestas, y esas respuestas hablaban de “trastorno”. Por lo tanto, mis primeros escritos hablan del autismo desde esa definición.

¿Por qué hoy pienso que el autismo es una CONDICIÓN?: Sigue leyendo ¿TRASTORNO o CONDICIÓN del Espectro Autista?

Autismo según San Hollywood

Ya podemos olvidarnos de los clásicos test para evaluar Autismo/Asperger: ADOS, M-CHAT… ¡a la basura!

¿Para qué vamos a estar invirtiendo dinero  y tiempo de estudio en capacitaciones, o en ir a profesionales capacitados, si todo el mundo tiene una licenciatura en Autismo, obtenida de las máximas autoridades de la industria televisiva? Todo esto, dicho con MUCHO —nunca está de más aclararlo— sarcasmo.

Aquí tenemos algunos ejemplos de los motivos por los cuales estos licenciados en opinología pueden llegar a desestimar la veracidad de que nosotros, o nuestros hijos, tengamos una condición dentro del espectro autista.

-No saber contar a primera vista, tal como lo hace Rain Man con los escarbadientes caídos. Bueno, para ser justos, eso no es del todo cierto, porque si los palillos caídos llegaran a ser cuatro, creo que podría contarlos a primera vista. Más que esa cantidad no me pidan… Sigue leyendo Autismo según San Hollywood

Guía para la escolarización de niños con autismo, en 9 «simples» pasos:

Advertencia: La siguiente guía contiene altas dosis de sarcasmo y humor ácido. Manipular con cuidado,  su ingesta accidental podría causar un daño irreparable en uno o varios argumentos arcaicos y normalizadores.

sardinas

Paso 1–  Actualmente existen leyes que defienden el derecho de su hijo a ser escolarizado de manera inclusiva. Léalas y familiarícese con ellas, porque si la inclusión está contemplada por ley,  seguramente el camino esté allanado.

Paso 2–  Comuníquese las instituciones educativas de su zona, explique su situación y pida una vacante para su hijo. Podrá observar cómo, por arte de magia, las vacantes desaparecen y de un segundo para el otro les resulta imposible incluir a un niño más. Maravíllese: Ni el mismísimo David Copperfield tiene la capacidad de hacer desaparecer los objetos, como tenemos los padres de niños con autismo para desaparecer vacantes.

Sigue leyendo Guía para la escolarización de niños con autismo, en 9 «simples» pasos: