Archivo de la etiqueta: Asperger

Asperger y situaciones sociales: Detrás del barranco

Cuando era chica existía una colección de libros llamada Elige tu propia aventura. Esta colección tenía la característica de que, a medida que se avanzaba en su lectura, iban apareciendo historias aleatorias, y uno tenía que elegir por cual camino seguir.

Para mí, las situaciones sociales —sobre todo las conversaciones— son como una gran historia en la cual nos enfrentamos, a cada paso, a diferentes aventuras aleatorias, con la característica de que muchas de esas aventuras no son elegidas, sino que son impuestas por los otros participantes.

Algo que me caracteriza es querer anticiparme a cualquier situación y que ninguna me sorprenda: siempre tengo preparada la respuesta para cada una de las múltiples situaciones aleatorias. Es como si quisiera memorizar el libro completo, solo que este tuviera más extensión que el Diccionario de la lengua española.

Entonces me preparo: repaso en mi cabeza cada posibilidad, cada ramificación, mis respuestas a cada una de ellas, las posibles respuestas del otro. Las repaso mientras cocino, las repaso mientras como, las repaso mientras lavo los platos, las repaso durante el día y las repaso durante la madrugada. Y si conversación implica algún tipo de negociación, tengo mi frase de cabecera:

«¿Quién necesita habilidades sociales, existiendo leyes?»

Las convencionalidades sociales son casi imposibles de comprender y anticipar, en cambio las leyes son simples y directas. Por eso, cuando tengo alguna reunión, me encargo de tener bien presentes argumentos basados en leyes. Para una simple reunión, me las aprendo, las llevo completas y las llevo resumidas. Incluso llevo una intimación, por si en el peor de los casos la termino necesitando. Todo eso me da la una sensación de control de las situaciones, lo cual ahuyenta la terrible ansiedad.

Nada del otro mundo… ¿no? Bueno, está bien, lo asumo: debo ser el único prototipo humano que sale con la mochila cargada de leyes e intimaciones, «por si las moscas».

La colección Elige tu propia aventura traía esta advertencia:

elige tu propia aventura advertencia - copia.jpg

Cuando expongo mis elecciones y le cuento a alguien los caminos que pienso seguir en determinada conversación, muchas veces estos son juzgados como potencialmente desastrosos. Pero ni con un cartel de advertencia gigante con luces de neón lograrían convencerme de que no diga algo que tengo planeado decir. Porque, en realidad, no me interesa que el resto sea más sutil en su forma de manifestarse, ni que me adviertan grandes catástrofes si me conduzco del modo que pienso hacerlo. Yo siempre  siento que estoy «pisteando como una campeona».

Si alguno le tocó discutir con un asperger, habrá notado nuestro «encantador» apasionamiento a la hora de defender nuestro punto de vista, y sabrá de qué estoy hablando.

Pero, les cuento algo:

A veces se encuentran personas que nos aceptan, aunque nos conduzcamos por las rutas más solitarias y sinuosas, porque les gusta ese paisaje. Siempre puede haber alguien que elija nuestras formas. Siempre puede haber una Thelma para una Louise.

Y les cuento otro secreto:

Los barrancos sociales tienen muy mala prensa, pero no siempre se sale mal parado de ellos. Algunas personas logran saltarlos, con movimientos de volante arriesgados, esos que muchos advierten que no se deberían hacer, porque son muy peligrosos.

A veces, al otro lado del tan temido barranco, no hay otra cosa que la continuación del camino. Tal vez sea uno aleatorio, por el que la gente prudente no suele conducir. Un camino complicado, un camino incomprendido, pero camino al fin.

Confusión entre autismo y esquizofrenia: por qué nos enoja tanto

Estos días me crucé con varios intercambios referidos a la confusión entre el espectro del  autismo y la esquizofrenia. Sí, leyó bien: le juro que en pleno año 2017 se siguen confundiendo estos diagnósticos —no es que haya viajado en el tiempo, ni que lo haya alucinado—.

Diferencias entre autismo y esquizofrenia

No voy a explayarme en comparaciones técnicas entre un diagnóstico y el otro, para eso hay profesionales capacitados que podrían hacerlo mejor, como es el caso del doctor Orellana en Diferencias entre autismo y esquizofrenia. Solo me limitaré a señalar que en el último Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DSM V), el autismo no figura dentro de los síntomas de la esquizofrenia, ni a la inversa.

En estos intercambios, leí a profesionales defendiendo la supuesta relación del autismo con la psicosis.

Lo invito a observar la siguiente comparación:

  • ¿Cuántas veces aparece la palabra «psicosis» asociada a la esquizofrenia en el DSM V? Diecisiete (17) veces.
  • ¿Cuántas veces aparece la palabra «psicosis» asociada al espectro del autismo en el DSM V? Cero (0) veces.

Contundente, ¿no? Sigue leyendo Confusión entre autismo y esquizofrenia: por qué nos enoja tanto

Los cambios de rutina en el asperger adulto

Cuando un niño en el espectro autista sufre un cambio de rutina que le produce ansiedad, lo va a hacer saber, ya sea por cambios en su conducta o por medio de berrinches o crisis.

Cuando sos adulto seguís experimentando esa misma sensación ansiedad interna extrema, pero con la diferencia que de aprendiste a transitarla sin hacer una pataleta. Y en la edad adulta no solo cambia la forma de manifestarlo —o dejar de hacerlo— sino que también cambia la expectativa externa: No alcanza con que no te tires al piso a patalear y gritar; está la expectativa de que aprendas a atragantarte con tu ansiedad hasta que te acostumbres y te olvides de su existencia. Sigue leyendo Los cambios de rutina en el asperger adulto

El pensamiento hiper-visual en el Autismo y su influencia en la comunicación

No todas las personas que estamos dentro del Espectro Autista pensamos en imágenes. Pero es importante hablar específicamente de este tipo de pensamiento, ya que es el más incomprendido, debido a la gran diferencia con la forma de pensamiento generalizada.

Podemos darnos cuenta que un niño que está aprendiendo a comunicarse, tiene pensamiento hiper-visual porque:

*Muestra gran dificultad para comprender conceptos abstractos, pero una gran facilidad para aprender información visual sistematizada (letras, números, nombres de animales, etc).

*Inflexibilidad en la interpretación del lenguaje, con una marcada dificultad para comprender que los pronombres personales varían de sentido según quien lo menciona.

*Memoria visual por encima del promedio.

¿Qué es el pensamiento hiper-visual?

Sigue leyendo El pensamiento hiper-visual en el Autismo y su influencia en la comunicación

¿TRASTORNO o CONDICIÓN del Espectro Autista?

Tengo escritos desde hace años, cuando recién comenzaba a obtener respuestas, y esas respuestas hablaban de “trastorno”. Por lo tanto, mis primeros escritos hablan del autismo desde esa definición.

¿Por qué hoy pienso que el autismo es una CONDICIÓN?: Sigue leyendo ¿TRASTORNO o CONDICIÓN del Espectro Autista?

Autismo, según San Hollywood

Ya podemos olvidarnos de los clásicos test para evaluar Autismo/Asperger: ADOS, M-CHAT… ¡a la basura!

¿Para qué vamos a estar invirtiendo dinero  y tiempo de estudio en capacitaciones, o en ir a profesionales capacitados, si todo el mundo tiene una licenciatura en Autismo, obtenida de las máximas autoridades de la industria televisiva? Todo esto, dicho con MUCHO —nunca está de más aclararlo— sarcasmo.

Aquí tenemos algunos ejemplos de los motivos por los cuales estos licenciados en opinología pueden llegar a desestimar la veracidad de que nosotros, o nuestros hijos, tengamos una condición dentro del espectro autista.

-No saber contar a primera vista, tal como lo hace Rain Man con los escarbadientes caídos. Bueno, para ser justos, eso no es del todo cierto, porque si los palillos caídos llegaran a ser cuatro, creo que podría contarlos a primera vista. Más que esa cantidad no me pidan… Sigue leyendo Autismo, según San Hollywood

El proyecto esposa – Graemme Simsion

el proyecto esposa.jpg Don Tillman es profesor de genética en una universidad, y además es asperger —aunque el autor juegue con la insinuación pero nunca lo defina, seguramente para ahorrarse alguna crítica sobre su modo de reflejarlo, que aunque lo hace muy bien, la crítica nunca falta—.

Don tiene problemas para reconocer emociones propias y ajenas. Por consecuencia, socializar no es lo suyo. Hace años descartó la posibilidad de tener pareja, hasta que una persona cercana lo convence de que podría ser un excelente marido.

Pero, ¿cómo llegar a tener esposa, si apenas logra tener alguna cita exitosa? Antes que nada, él es altamente racional, y piensa que tal vez mediante un sistema un poco más científico —como sería una encuesta meticulosamente pensada con sus correspondientes preguntas-trampa—, podría conseguir una mujer con la cual formar una buena pareja. Por supuesto, en cuestiones de amor, incluso para el más racional, nada puede cuantificarse ni cualificarse, y todo saldrá al revés de lo previsto. Sigue leyendo El proyecto esposa – Graemme Simsion

El Molde

luxor.jpg
Luxor

Cuando era chiquita me metieron dentro de un molde de “niña corriente”. No era de mi talle y me quedaba incómodo, pero me dijeron que ya aprendería a usarlo y me acostumbraría a él.

Pasaron los años,  el molde me comprimía y no me dejaba respirar. Yo insistía en que me hacía sentir mal. Me llevaron a especialistas en especialidades y a profesionales en profesiones: todos me examinaron, me pusieron cables para ver si algo andaba mal, y por unanimidad llegaron a la conclusión de que lo mío era sólo un «llamado de atención».

Entonces fue cuando aprendí a ahogarme silenciosamente.

Sigue leyendo El Molde

Hablemos todos de Autismo… ¡todos los que coincidan conmigo!

 

hablemos
Todos los 2 de Abril* llenamos nuestros muros con el lema «Hablemos de Autismo», salimos abrazados a repartir globos, nos pintamos de azul y con pancartas y panfletos invitamos a todo el mundo a informarse. Pero pasa el día y no nos ponemos de acuerdo ni siquiera entre los que estamos en el «barco del Autismo» sobre cómo debemos hablar sobre él. Pero… ¡paren las rotativas! ¿Es necesario que nos pongamos todos de acuerdo? ¿O acaso el que se siente más cómodo con determinado término para  referirse al Autismo, por no coincidir conmigo no sea necesariamente un ignorante, sino simplemente una persona diferente a mí y con sus propios conceptos? Sigue leyendo Hablemos todos de Autismo… ¡todos los que coincidan conmigo!

Diagnóstico: Asperger, el Arca perdida de los no-diagnosticados

indiana-jones-y-los-cazadores-del-arca-perdida
Escena de la película “Indiana Jones en  busca del Arca Perdida”

El intrépido Indiana Jones se adentra en la peligrosa jungla social, que no da tregua a quienes como él son forasteros en la tierra de las convenciones sociales. Intenta descifrar los confusos mapas de sus gestos y dobles sentidos, pero no lo logra y no encuentra guías que lo acompañen en su búsqueda. Se enfrenta al despiadado bullying, sortea las trampas que le tienden su implacables desórdenes sensoriales. Huye de su gigantesca ansiedad que lo persigue y amenaza con aplastar todo a su paso, y que lo expulsa cada vez más y más afuera de todo contacto social, para terminar replegándose cada vez más y más adentro de sí mismo. Pero… ¡a no perder las esperanzas que el filme continúa! Nuestro héroe desea continuar con su aventura, en busca de la respuesta que le dé sentido a toda esta travesía, su Arca perdida, su diagnóstico. Y allí es cuando se topa con un majestuoso profesional de la salud que le explica que lo importante no es saber si realmente existe un Arca Perdida y en donde se localiza, sino que lo verdaderamente importante, es que Indiana encuentre dentro suyo el porqué de su búsqueda y de su necesidad de encontrar respuesta que lo terminará «etiquetando». Así que la siguiente hora y media de película se tratará del interesante viaje al inconsciente de Indy. Fin de la película. Y… ¡fin de la carrera de Steven Spielberg! Sigue leyendo Diagnóstico: Asperger, el Arca perdida de los no-diagnosticados