Cómo ayudar a tu pareja no-asperger

¿Sos asperger y estás en pareja con un neurotípico? ¿Esta diferencia a veces te genera desconcierto ante muchas de sus actitudes? No pierdas la calma, esta nota te puede ayudar.

Primero que nada, intentemos no encasillar a tu pareja. Sí, él es neurotípico, pero no por eso hay que ponerle un techo. No nos apeguemos demasiado a las etiquetas porque, tal vez, con tu ayuda tu pareja pueda llegar a flexibilizar sus conductas extremadamente neurotípicas. Para eso, te tengo algunos consejos.

Te quiero, ¿me querés? Te quiero, ¿me querés?

¿Tu pareja tiene la necesidad persistente de ser notificado por cada segundo en que lo seguís queriendo? Tal vez las preguntas recurrentes en cuanto a tus sentimientos te resulten desconcertantes, considerando que si le dijiste que lo querías hace unos pocos días —o hace cinco minutos— y luego no comunicaste ningún cambio en la escala afectiva, es probable que el sentimiento siga siendo el mismo.

En cuanto a necesidad de recibir informes constantes sobre cómo está tu nivel de afecto hacia él, es como vivir con el protagonista de Memento. La necesidad de demostraciones de cariño son el interés restringido de las neurotípicos, no pueden evitarlo; sé paciente.

Viva la pepa

¿Tu pareja tiene inconvenientes para sostener una rutina y plantea cambios de último momento sin pensar en los detalles? Es probable que esto te traiga más de un dolor de cabeza, lo cual es comprensible… Recordá que en las relaciones afectivas ambos tienen puntos fuertes y debilidades, y en el área de anticipación y organización de la rutina, te toca ser el cable a tierra. Si tu neurotípico te impone cambios de último momento en los que parece que su agenda fuera programada por Jigsaw, debés saber que es sin mala intención, lo que ocurre es que su función ejecutiva no le permitió programarlos mejor.

La chancha y los veinte

Sí, aceptalo: a tu neurotípico le encantan los conglomerados de gente y, mientras más cantidad de personas, más apretados, más encerrados y más ruidosos, mejor.

Si esta necesidad te resulta irritante, tratá de ser tolerante y entender que tu pareja tiene un desorden sensorial que le dificulta sentir la compañía, es hipo-sensible social,  por lo que necesita del estímulo de la socialización en cantidades importantes.

Sé comprensivo. Porque vos tengas la capacidad de pasar días completos enfocado en la tranquilidad de sus pensamientos, no significa que puedas exigirle a tu pareja que tenga la misma facilidad para hacerlo. Si él necesita de un estímulo social desproporcionado, debés apoyarlo, de eso se tratan las relaciones afectivas: de ayudar al otro en sus necesidades, incluso, en las especiales.

Hablando nos entendemos los dos

A veces puede llegar a resultarte tedioso los problemas de comunicación de tu pareja referidos a la dificultad para expresarse de manera directa y de aceptar tus opiniones en ese mismo tono. Debés comprender que algunas conductas referidas a la comunicación —como esta, o como el exceso de superflua cháchara social— son aprendidas desde la primera infancia y que la mayoría de las personas presentan una inflexibilidad en modificar e incorporar nuevos códigos de comunicación.

No pierdas las esperanzas… Tal vez, con el correr de los años, tu neurotípico aprenda a  hablar de manera directa.

Mi querido Tamagotchi

Sus baños en nauseabundo perfume o el volumen excesivo de la estridente música de tu pareja tal vez te hagan pensar que tiene menos sensibilidad sensorial que una mascota virtual. No seas exigente: su hipo-sensibilidad sensorial tiene origen neuro-biológico; no es que se exceda con los perfumes o con el volumen solo para fastidiarte, es que no tiene tu misma capacidad sensorial.

Para los peces tener piernas no es normal

¿Cómo se sintió este pequeño «paseo» en el que el paradigma de normalidad es del punto de vista asperger, y en el que se tilda de patológico todo lo que no se ajuste a ese enfoque?

La mayoría de  las dificultades que pueden surgir en una pareja en la que uno de los dos integrantes es asperger, no son más que la incomprensión entre dos maneras de sentir diferentes; ninguna de ellas correcta, ninguna de ellas incorrecta. ¿Esto quiere decir que este tipo de relación es imposible? Para nada.

Todas las relaciones afectivas se tratan de la negociación constante entre dos personas que piensan y sienten diferente, incluso entre neurotípicos.

Sobre el respeto a la diversidad de cada integrante y sobre la base en que ninguno de los dos puede ser el marcado como el parámetro a seguir por el otro, se puede construir una relación en la que el afecto sea más fuerte que las diferencias.

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

Anuncios

4 comentarios en “Cómo ayudar a tu pareja no-asperger

  1. No puedo evitar la sonrisa mientras leo al recordar cuántas veces he vivido los momentos de describes. Puedo aplicar todos los puntos a nuestra pareja salvo uno que en nosotros se cumple pero al contrario: yo soy la que necesito que me digan todo el tiempo que me quieren y ante cualquier señal que no sepa interpretar o que me indique cierto malestar, lo pregunto! Si, lo pregunto mil veces, por si acaso 😆.
    Muy buenas conclusiones finales Analia, me quedo con esta frase “ninguno de los dos puede ser el marcado como el parámetro a seguir por el otro”. ❤❤❤

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s