Guía práctica para madres de niños con alergias alimentarias: Reuniones sociales… ¡con humor!

A continuación enumeraremos unos breves y simples pasos que pueden ayudarla en la organización y abordaje de los eventos sociales, más puntualmente de cumpleaños familiares, que sabemos  —como es costumbre en nuestra cultura— estarán atiborrados  de alimentos peligrosos para la salud de su hijo.tupper

Paso 1: No tiene porqué preocuparse. Seguramente con un poco de estrategia, ayuda y buena voluntad de quienes lo rodean, usted y su hijo puedan disfrutar de la fiesta.

Paso 2: Explique al niño que asistirán a un cumpleaños, para el que le preparará alimentos que él pueda disfrutar sin que le hagan mal.

Paso 3: Ante su la habitual pregunta  de si él en la fiesta  podrá comer la torta, explíquele que si bien eso no será posible,  usted está preparando algo igual de bonito y rico, para que él pueda llevar.

Paso 4: Ante el ya clásico interrogante de “Cuándo se va a curar”, explique  -con actitud positiva y una sonrisa-  que están haciendo todo lo posible para que eso ocurra lo antes posible.

Paso 5: Excúsese y diga que le urge bañarse. Retírese al sanitario, abra la canilla de la ducha, y llore desconsoladamente por el tiempo que sienta necesario, para volver a salir con una sonrisa.

Paso 6: Elabore comida para llevar de la manera más colorida y llamativa posible. Muéstrele a su hijo lo bien que le quedaron las masitas caseras que le hizo, con la forma de sus 847 personajes preferidos de ficción, con detalles a color y todo. Cuando su hijo responda que preferiría comer las mismas cosas que los demás, repita los pasos 3, 4 y 5.

Paso 7: Guarde la comida elaborada en tuppers para llevar, y asegúrese de llevar doble porción de cada alimento, en contenedores separados  (más adelante los necesitará).

Paso 8: Para preparar el terreno para actuar de manera efectiva y sin sobrecargarse, busque un aliado: su marido.

Seguramente usted ya le explicó reiteradas veces los cuidados básicos. Vuelva a explicarlos como si fuera la primera vez, sin ahorrarse ningún detalle. De esa manera podrán repartirse las responsabilidades y ambos disfrutar de la reunión.

Paso 9: Camino a la fiesta, pídale a su marido que tenga presente todo lo previamente hablado.

Paso 10: Cuando su marido le manifieste no saber de qué le está hablando, repita el paso 8.

Paso 11: Llegó a la fiesta: comunique a sus suegros, cuñados, tíos, primos, encargados de la animación y distribución de alientos y vecinos —de ser necesario—, que su hijo sólo puede ingerir lo que usted preparó especialmente para él.

Paso 12: Explique pacientemente que  —al contrario de lo que ellos aseguran—, un poquito sí le hace mal. Contenga el impulso de proponerle a su suegra que compruebe si un poquito de cianuro no le hace mal.

Paso 13: Ante en gesto de incredulidad burlona de sus interlocutores, trate de abstraerse. Cierre los ojos, respire profundo, y visualice la imagen de un campo florecido con mariposas revoloteando.

Paso 14: Abra los ojos y vuelva a la realidad. Mientras los tenía cerrados la tía Pocha le dio a su hijo un sándwich de miga, mientras le aseguraba: “Comé nene, que de esto vos podés”. Retíreselo de la mano y vaya a lavársela.

Paso 15: Cuando vuelva del sanitario, busque a su marido para pedirle colaboración.

Cuando lo encuentre y corrobore que está con sus hermanos y primos comentando los goles del último superclásico, y que no registra su pedido de ayuda, vuelva la mirada hacia su hijo, que a esas alturas ya se encuentra con un chizito en la mano, a punto de llevárselo a la boca. Lave sus manos nuevamente.

Paso 16: Ya es hora de cortar la torta. Intente no trasmitirle a su hijo su preocupación.

Paso 17: Cuando el niño venga llorando porque el animador dijo, de manera socarrona: “El que no termina su porción no se lleva regalito”, explíquele que solo fue un chiste, y que él también tendrá su souvenir  -mientras a su vez le clava una mirada fulminante al animador bromista-.

Paso 18: Al repetirse la pregunta sobre cuándo se curará, repase el paso 4.

Aclaración: No es aconsejable que repita el paso 5. Recuerde que está en una propiedad ajena, y probablemente sea mal visto que acapare el baño para pegarse una duchita.

Paso 19: Mientras usted está hablando con su hijo, observará como otros niños dejan volar por los aires migas de sus alimentos. Desde su perspectiva le dará la sensación de que las migas volaron por el universo entero contaminándolo todo,  y volviéndolo un lugar hostil para usted y su hijo. Mantenga la calma, solo volaron lo suficiente como para contaminar su tupper, pero por suerte usted había sido previsora, y tal como lo indicó el paso 7, tiene otra tanda de comida para darle.

Paso 20: Llegado éste punto, su suegra y su cuñada no podrán contener más el impulso de informarle que su hijo no tiene nada, y que es usted —con su actitud obsesiva—, quien lo está enfermando.

Paso 21: Probablemente a éstas alturas usted ya mandó a la familia entera a freír churros, le gritó a su marido:”Nos vamos de acá” —para lo que seguramente tuvo que levantar mucho la voz, ya que él, sumido en su revisionismo futbolístico, ya se encuentra rememorando las mejores jugadas de Argelia en el Mundial 86—, agarró sus cosas y preparó a su hijo para la retirada en dos segundos, camino a la puerta de salida estampó la cara del animador contra la torta, le pegó una patada a la pata de la mesa de sándwichs de miga, y agarró al vuelo 5 souvenirs  para darle a su hijo.

Sobre esto, no tengo indicación alguna: ya sería demasiado tarde. Además temo que si algo de lo que le diga pudiera hacerla molestar más, éste texto terminaría encendiendo el fuego del asado del domingo.

Paso 22: Llegue a su casa, tache el punto 1, ruegue que su hijo no tenga una recaída alérgica, y mientras tanto anótese en clases de yoga y  meditación,  de control mental, conviértase al budismo, y espere que lentamente el tiempo le enfríe los ánimos para encarar la próxima reunión familiar.

Y vuelva a comenzar.

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s