No sientas tanto “mamita”

no sientas tantoNo sientas tanto “mamita”, como te dicen  paternalmente los que te quieren pequeñita y adoctrinada; porque tus sentimientos te conectarán con tu instinto.
No te dejes llevar por tu corazón, no vaya a ser que entonces descubras que vos, al igual que las lobas, también sos una mamífera.
No cargues tanto a tu bebé en brazos, porque terminará acostumbrándose a ellos, y es peligroso andar por la vida sintiéndose querido.
No lo lleves a tu cama, porque debe acostumbrarse a dormir aunque se sienta solo y desprotegido.
No le des de mamar cuando llore, debes ponerle horarios. Vivimos en una sociedad moderna que nos exige que desde bebés aprendamos a tener hambre, solo cuando el reloj lo autorice.
No hagas lo que sientas que te deja en paz con vos misma y con tu bebé: debes hacer lo que te dice el pediatra que habla en un canal de televisión.
Dejalo llorar, implementa el “tiempo fuera”, como recomienda ese libro que tantas ventas tiene. Si lo consolas, es probable que sienta que puede contar con su mamá, y que él también termine conectándose con sus sentimientos. Claro, es cierto, ellos ya están conectados, son 100% sentimiento. Por eso hay que, poco a poco, hacer el trabajo de hormiga de erradicárselos, uno a uno, a base de restricciones.
No sientas tanto mamá. Sé como el reloj que te marca cuando alimentarlo, como el televisor que te dice cuando cargarlo en brazos, y el libro que te dice cuanto amor darle. Ellos no tienen sentimientos.
O no. Sé como sientas ser, y siente cuanto quieras sentir, porque puede que al final de todo descubras que en tu naturaleza está el ser mamífera. Y que lo único que debías escuchar,
era a tu propio instinto, y que lo único que debías ver, eran los sabios ojos de tu cría.

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

Anuncios

7 comentarios en “No sientas tanto “mamita”

  1. Me encanto!! Totalmente cierto. Nos quieren aborregados. Como máquinas todas haciendo todo igual. En cuanto te sales de lo normal, ya tienes a cien diciendote que así no. Pues oigan, no me aborregen. Ni lo intenten, ya es tarde. ah! Y con mis hijas ni lo intenten, van a ser LIBRES. Libres de hacer, de decir, de pensar, de soñar,….

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s