¡Un aplauso a todas las obras sociales…

aplausos…que cuando uno realmente las necesita, en vez de autorizar lo que indica el médico en la orden, nos regalan el “don del aprendizaje” de manera tan altruista!

-Porque si tu hijo tiene necesidades especiales, te las rechazan con argumentos que no se sostienen con ninguna base médica, y de esa forma te obligan a ponerte a leer y aprender, para darte cuenta que las necesidades de tu hijo están justificadas por principios científicos, para lograr discutir con el médico auditor casi de igual a igual (a decir verdad, en la discusión parece que la que sabe más sos vos, pero solo es la estrategia que tiene la Obra Social para poner a prueba tus nuevos conocimientos) y reclamar lo que tu hijo necesita.

-Te “enseñan” sobre leyes: Nada de lo que presentes (supuestamente) te corresponde. De esa manera te encontrás estudiando leyes que nunca te habías imaginado leer, y ampliando tu cultura. Por supuesto que sí te correspondía esa cobertura, pero si te lo autorizaran, así sin más, ¿qué aprendizaje hubieras sacado de esa experiencia?
-Te ayudan a desarrollar poderes de adivinación e intuición: Si necesitas realizar algún análisis que se sale de los de los de rutina, o si sos diabético y necesitas reactivos para determinar cómo está tu glucosa, en vez de autorizarte lo que necesitas, te lo niegan, y de esa manera te enseñan a desarrollar tus dones para adivinar cuál es tu estado de salud, porque de manera empírica, no tendrás manera de saberlo.
Por todos esos motivos, es que propongo: ¡un aplauso para todas las Obras Sociales, que tanto contribuyen a que te preocupes por ampliar tus conocimientos, aun en los momentos que menos pensas que tenes tiempo de ponerte a estudiar, en los momentos en que estás ocupado con las 800 terapias de tu hijo, o sin dormir, o con la glucosa por el piso o por las nubes (vaya a saber para donde se disparó, todavía no tenes muy desarrollada la intuición como modo de medición de glucosa), o en los momentos en que no das más de estrés y pensas que no podes defender ni un frente mas (también te demuestran qué no importa lo cansada que estés, siempre la vas a seguir peleando)!
Pero, si bien estoy muy agradecida con lo “social” de su “obra”, a su vez me pregunto: ¿No será hora de sincerarnos, y que en vez de llamarlas “Obras Sociales” les llamáramos “Obras Comerciables”?

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s